logo360

  • Slider1
  • Slider2
  • Slider3
  • Slider4
  • Slider5
  • Slider6
  • Slider7

Nuestro Arroz

El arroz en Calasparra

El primer documento escrito referido al arroz de Calasparra es de 1634. En él se mencionan las modificaciones que debían hacerse en la acequia de rotas para el cultivo de este cereal.

Durante el siglo XVIII se produce la captación definitiva al cultivo de esta planta. Se difundió por la Vega del Segura, invadiendo las huertas de los ríos Moratalla, Quípar y Argos, situadas junto al núcleo urbano. Ello provocó fuertes epidemias, por que el Ayuntamiento prohibió en varias ocasiones su cultivo en zonas próximas al pueblo.

  91

A partir de 1804, a causa del peor brote de epidemia sufrido, el cultivo se repliega lentamente hacia zonas más alejadas, regadas por el río Segura.

El cultivo del arroz se oficializa y protege merced al Real Decreto de 1 de febrero de 1908 por el que se delimita el Coto arrocero, que comprende los términos municipales de Hellín, Moratalla y Calasparra.

La marca “Arroz de Calasparra” se registró en 1928. La excelente calidad del producto se ha ido afianzando, hasta obtener en 1986 la Denominación de Origen.

Entorno ecológico

Las características de calidad que dan prestigio y diferencian al arroz de Calasparra del resto de arroces, vienen determinadas por su entorno ecológico y su sistema de cultivo, ambos claramente diferenciados de las demás zonas arroceras.
Las características que hacen al Arroz de Calasparra diferente de otros arroces son:

  • La frialdad y pureza de sus aguas.
  • El clima de la zona, ya que se trata de un cultivo de montaña, y cuenta con una altitud y una humedad propicias para el óptimo desarrollo del arroz.
  • El sistema de riego, que proporciona una constante renovación del agua, por lo que las plantaciones cuentan con una fauna muy variada.
  • La alternancia del cultivo del arroz con otros cultivos, que beneficia al suelo.
  • El mantenimiento de semillas tradicional, siendo Calasparra prácticamente el único lugar en que se utilizan.
  • La deshidratación natural del arroz, que le confiere un sabor y una dureza extraordinarios.
  • La lenta maduración del grano, que se alarga un 30% más que en el resto de los arroces.
  • Cultivo y elaboración

La producción anual es muy limitada, de 3 a 4 millones de kilos. Aunque la superficie inscrita en el Registro de la D.O. es de unas 1.060 hectáreas, debido a la rotación de los cultivos solo se siembran al año de 500 a 700 hectáreas.

IMG 4949

Tras inundar las parcelas de agua, se procede al fangueo, para dejar el suelo preparado para recibir la semilla. La siembra se inicia a finales de abril y suele hacerse “a voleo”.


Una vez que el arroz ha nacido, utilizando planta de la almajara, se procede a la repostura, que se hace a mano entre los meses de junio y julio. Al tiempo se realiza la escarda a mano de malas hierbas.

Imagen2

A mediados de agosto, los campos de arroz ofrecen un aspecto alfombrado verde intenso, tornándose dorados en septiembre. A finales de este mes o principios de octubre se inicia la recolección y el transporte del grano a los molinos inscritos en la D.O. para su elaboración, envasado y puesta en el mercado.

La Denominación de Origen

El 4 de marzo de 1986, el “Arroz de Calasparra” obtuvo definitivamente la Denominación de Origen. El Consejo Regulador garantiza la procedencia del producto y vela por que durante todo el proceso de cultivo del arroz se respeten los métodos que aseguren una calidad digna del nombre que lo ha hecho internacionalmente conocido y apreciado. Para ello se ocupa control e inspección de parcelas y molinos inscritos y vela por el cumplimiento del Manual de Calidad.

  84

El comité de Certificación es el encargado de certificar el producto, a la vista de las inspecciones, tomas de muestras y ensayos realizados por el Consejo Regulador.

Variedades

Las variedades existentes, son las de Balilla x Sollana y Bomba. Son las que mejor se adaptan a las características especiales del Coto Arrocero de Calasparra. La altitud, temperatura y pureza de las aguas, así como la ambiental, hacen que la maduración del grano se retarde y le aporte unas propiedades que le diferencian del resto de los arroces que hay hoy en el mercado.

La variedad “Bomba” es la joya del Arroz de Calasparra. Es blanco, de pequeño tamaño y aumenta al cocinarlo hasta un 100% en longitud y grosor.
Altamente resistente al empastado, absorbe en paella hasta 5 veces de caldo por 1 de arroz. No se pasa, se puede recalentar sin que pierda un ápice de textura o sabor.
El tiempo de cocción aproximado es de 18 minutos, a fuego fuerte los primeros 12 minutos y el resto a fuego suave. Es aconsejable dejarlo reposar durante 5 minutos antes de consumirlo, preferiblemente tapado.

La variedad “Balilla x Sollana” es de grano redondo y excelente calidad,  que al cocinarlo aumenta su tamaño hasta un 60% en longitud y grosor. Tiene una gran resistencia al empastado y absorbe en paella hasta 3 partes de caldo por una de arroz. Se recomienda este tipo de arroz tanto para paellas como platos dulces, así como guisos y potajes. El tiempo de cocción aproximado es de 20 minutos.
Se presenta como “blanco “, “semi-integral “ e “integral de cultivo biológico”. Este último es el que se cultiva en las condiciones idóneas de pureza. En su cultivo y elaboración se evitan sustancias químicas.


www.docalasparra.com
www.arrozdecalasparra.com
www.arrozdecalasparra.es

www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=c,24,m,1455&r=ReP-23190-DETALLE_REPORTAJESPADRE